Vomito y diarrea en ninos tratamiento

Vomito y diarrea en ninos tratamiento

La gastroenteritis es la inflamación del tubo digestivo, que se manifiesta mediante vómitos, diarrea o ambos y a veces se acompaña de fiebre o cólicos. La infección produce una combinación de vómitos, diarrea, cólicos, fiebre e inapetencia, que deriva en deshidratación. Los síntomas Vomito y diarrea en ninos tratamiento niño y los antecedentes de exposición ayudan al médico a confirmar el diagnóstico. Se les proporciona líquidos y soluciones de rehidratación, pero a veces los niños necesitan atención médica y incluso de ser hospitalizados. Para gastroenteritis en adultos, véase Introducción a las gastroenteritis. La gastroenteritis grave provoca deshidratación y un desequilibrio del contenido químico de la sangre electrólitos debido a la pérdida de líquidos corporales por el vómito y las heces. Cada año se producen cerca de millones de casos, la mayoría en países en desarrollo y entre los niños menores de 5 años de edad. Sin embargo, la gastroenteritis aguda sigue siendo un problema frecuente en Estados Unidos. Cada año, la gastroenteritis es responsable de aproximadamente 3 a 5 millones de consultas médicas, ingresos hospitalarios y varios centenares de muertes. En Vomito y diarrea en ninos tratamiento pocas ocasiones la gastroenteritis se produce por un trastorno alérgico gastroenteritis eosinofílica o una alergia alimentaria. Los niños, por lo general, contraen Vomito y diarrea en ninos tratamiento gastroenteritis vírica por contagio de otros niños que la han tenido o que han estado expuestos a ella, como en guarderías, escuelas y otros lugares concurridos. Please click for source gastroenteritis vírica es muy Vomito y diarrea en ninos tratamiento y se transmite con especial facilidad de niño a niño.

No se deben usar soluciones caseras limonada alcalina ya que existen frecuentes errores en la preparación, pudiendo tener consecuencias negativas para el niño. Tampoco hay que utilizar refrescos comerciales. No se deben utilizar medicamentos para los vómitos o diarrea si no lo ha indicado Vomito y diarrea en ninos tratamiento pediatra.

Si los líquidos son bien tolerados, se puede aumentar la frecuencia y la cantidad.

Vomito y diarrea en ninos tratamiento

La mayoría de los niños con vómitos no necesitan acudir al pediatra volviendo a la normalidad en 1 ó 2 días con Vomito y diarrea en ninos tratamiento cuidados en casa. Hay ocasiones en las que se debe consultar con el pediatra o acudir a un servicio de urgencias:.

Si see more niño no deja de vomitar, vomita mucho, no tolera líquidos o sigue vomitando aunque no tome nada. Si Vomito y diarrea en ninos tratamiento un antecedente de traumatismo craneal y vómitos repetidos. Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Siempre lea las etiquetas del producto.

Para Vomito y diarrea en ninos tratamiento temporal del dolor y la fiebre. El uso incorrecto puede resultar dañino. Consulte a su médico si los síntomas persisten. Panadol es una marca registrada del grupo de compañías GlaxoSmithKline.

Derechos Reservados. Es En. Dolor y fiebre Dolores Fuertes Niños. Alivio el dolor Panadol Extra Fuerte Tabletas. Alivio de dolores fuertes Panadol Ultra Capletas. Alivio Efectivo Panadol Mujer Tabletas. Tos Seca Panadol Multi-síntomas Tabletas. Congestión Nasal Panadol Sinusitis Tabletas.

Remedios naturales para el herpes

Normalmente, al click to see more se le suministran líquidos, como por ejemplo, soluciones de electrólitos vía oral, para reemplazar los que pierde a través de la diarrea y el vómito.

Los vómitos intensos; sin embargo, pueden dificultar la terapia de rehidratación oral oral rehydration therapy, ORT. Consulte con su Vomito y diarrea en ninos tratamiento si es necesaria una visita a su consultorio. El rotavirus puede Vomito y diarrea en ninos tratamiento tanto antes como después de que los niños Vomito y diarrea en ninos tratamiento signos de estar enfermos. Los niños pueden contraer una infección de rotavirus si se llevan los dedos a la boca después de haber tocado algo que ha sido contaminado por las heces de una persona infectada.

Normalmente, esto sucede cuando los niños se olvidan de lavarse las manos con frecuencia, en particular antes de comer o luego de usar el retrete. Las personas encargadas del cuidado de los niños también pueden propagar el virus, especialmente si no se lavan Vomito y diarrea en ninos tratamiento manos después de cambiar los pañales.

El rotavirus es resistente a la mayoría de los limpiadores desinfectantes, incluso a los productos antibacterianos. Estas toxinas se pueden encontrar en plantas, como las setas venenosaso en ciertos tipos de mariscos exóticos. Los niños que comen estas sustancias pueden desarrollar gastroenteritis. Los niños también pueden desarrollar gastroenteritis después de ingerir agua o alimentos contaminados Vomito y diarrea en ninos tratamiento sustancias químicas como arsénico, plomo, mercurio o cadmio.

La gastroenteritis consecuencia de click infección también puede causar fiebre. En lactantes y niños muy pequeños, el rotavirus puede durar entre 5 y 7 días. La mayoría de los niños sufren vómitos, y algunos tienen fiebre. El adenovirus causa vómitos leves de 1 a 2 días después del inicio de la diarrea. La diarrea puede durar de 1 a 2 semanas.

Los síntomas del astrovirus son similares a los de una infección leve por rotavirus.

Jalea real y el embarazo

La diarrea es, por lo general, no sanguinolenta. Cuando el niño sufre una diarrea persistente causada por una infección parasitaria, puede estar muy cansado y perder peso.

Las señales de peligro de deshidratación en los lactantes que requieren atención médica inmediata son las siguientes:. El médico basa el diagnóstico de gastroenteritis en los síntomas del niño y en las respuestas de los padres a las preguntas Vomito y diarrea en ninos tratamiento los agentes causantes a los que el niño ha estado expuesto. Generalmente, el diagnóstico de Vomito y diarrea en ninos tratamiento es obvio solo por los síntomas, pero su causa no suele serlo.

A veces, otros miembros de la familia han estado recientemente enfermos con síntomas similares. En otros casos, la gastroenteritis puede provenir de aguas contaminadas o alimentos cocinados inadecuadamente, estropeados o contaminados, como puede ocurrir con los mariscos crudos o la mayonesa dejada fuera de la nevera demasiado learn more here. Los viajes recientes, especialmente Vomito y diarrea en ninos tratamiento ciertos países donde la probabilidad de la infección es mayor, y el uso reciente de antibióticos también pueden proporcionar a los médicos algunas pistas sobre la causa.

Por lo general, no se requieren pruebas diagnósticas, ya que la mayoría de las formas de gastroenteritis se resuelven en poco tiempo. Durante este tiempo ofrecerle: solución rehidratante fría se vende en farmacias. Es necesario darle poca cantidad, muy frecuentemente. Volver a las 6 horas a la alimentación habitual, manteniendo la solución rehidratante. Comenzar a reintroducir la alimentación complementaria. Vomito y diarrea en ninos tratamiento empezar con papilla de arroz. Niños menores de 8 años Suspender la alimentación al menos horas.

La diarrea

Ofrézcale alimentos como galletas, cereales, Vomito y diarrea en ninos tratamiento, arroz, sopa, frutas, vegetales y carne. Si el niño tiene diarrea, evite darle alimentos muy azucarados.

La leche proporciona una buena nutrición. Si su niño toma medicamentos de venta bajo receta y no Vomito y diarrea en ninos tratamiento tolera durante esta enfermedad, comuníquese con el pediatra. En algunos casos pueden causar somnolencia, lo cual dificulta la rehidratación oral. Skip to main content. It looks like your browser does not have JavaScript enabled.

Please turn on JavaScript and try again. Vómitos Vomiting [ Spanish ]. La gastroenteritis es la inflamación del tubo digestivo, que se manifiesta mediante vómitos, diarrea o ambos y a veces se acompaña de fiebre o cólicos.

La infección produce una combinación de vómitos, diarrea, cólicos, fiebre e inapetencia, que deriva en deshidratación. Los síntomas del niño y los antecedentes de exposición ayudan al médico a confirmar el diagnóstico. Se les proporciona líquidos y soluciones de rehidratación, pero a veces los Vomito y diarrea en ninos tratamiento necesitan atención médica y incluso de ser hospitalizados.

Para gastroenteritis en adultos, véase Introducción Vomito y diarrea en ninos tratamiento las gastroenteritis. La gastroenteritis grave provoca deshidratación y un desequilibrio del contenido químico de la sangre electrólitos debido a la pérdida de líquidos corporales por el vómito y las heces. Cada año se producen cerca de millones de casos, la mayoría en países en desarrollo y entre los niños menores de 5 años de edad.

Sin embargo, la gastroenteritis aguda sigue siendo un problema frecuente en Estados Unidos. Cada año, la gastroenteritis es responsable de aproximadamente 3 a 5 millones de consultas médicas, ingresos hospitalarios y varios centenares de muertes.

En muy pocas ocasiones la gastroenteritis se produce por un trastorno alérgico gastroenteritis eosinofílica o una alergia alimentaria. Los niños, por lo general, contraen la gastroenteritis vírica por contagio de otros niños que la han tenido o que han estado expuestos a ella, como en guarderías, escuelas y otros lugares concurridos.

La gastroenteritis vírica es muy contagiosa y se transmite con especial facilidad de niño a niño. La transmisión fecal-oral es la forma habitual de transmisión de la gastroenteritis vírica. Fecal-oral significa que los virus de Vomito y diarrea en ninos tratamiento heces diarreicas de una persona infectada pasan a la boca de otra persona. Por supuesto, la persona no ingiere heces directamente. Luego, cualquier objeto que tocan como un pañal, un juguete o un alimento también se contamina con heces infectadas.

Otros niños que tocan ese objeto y luego se ponen las manos y los dedos en la boca o sus alrededores pueden infectarse con el article source. La gastroenteritis vírica también puede propagarse al estornudar y al escupir.

La frecuencia ha disminuido desde la introducción de vacunas contra rotavirus. Generalmente afecta a lactantes y niños pequeños. Los rotavirus son altamente contagiosos. La mayoría de las infecciones se propagan por transmisión fecal-oral.

Los lactantes infectados pueden transmitir la infección a los adultos. En climas tropicales, pueden ocurrir durante todo el año. Las infecciones se producen a lo largo de todo el año y aumentan ligeramente en verano. La transmisión es fecal-oral. La gastroenteritis contraída por el consumo de alimentos contaminados por microorganismos o toxinas bacterianas se denomina a veces intoxicación alimentaria.

Los niños pueden contraer Salmonella al tocar reptiles tortugas o lagartijasVomito y diarrea en ninos tratamiento o anfibios ranas o salamandras y rara here pueden contraer E. En algunos casos, las bacterias las transmiten perros o gatos con diarrea. Algunos niños pueden desarrollar infección por Clostridium difficile después de estar hospitalizados. La gastroenteritis puede producirse por la ingestión de Vomito y diarrea en ninos tratamiento químicas tóxicas.

Estas toxinas se pueden encontrar en plantas, como las setas venenosaso en ciertos tipos de mariscos exóticos.

Los niños que comen estas sustancias pueden desarrollar gastroenteritis. Los niños también pueden desarrollar gastroenteritis después de ingerir agua o Vomito y diarrea en ninos tratamiento contaminados por sustancias químicas como arsénico, plomo, mercurio o cadmio. La gastroenteritis consecuencia de una infección también puede causar fiebre. En lactantes y niños muy pequeños, el rotavirus puede durar entre 5 y 7 días.

Desayuno tortitas de avena y claras

La mayoría de los niños sufren vómitos, y algunos tienen fiebre. El adenovirus causa vómitos leves de 1 a 2 días después del inicio Vomito y diarrea en ninos tratamiento la diarrea. La diarrea puede durar de 1 a 2 semanas. Los síntomas del astrovirus son similares a los de una infección leve por rotavirus. La diarrea es, por lo general, no sanguinolenta. Cuando el niño sufre una diarrea persistente causada por una infección parasitaria, puede estar muy cansado y perder peso.

Las señales de peligro de deshidratación en los lactantes que requieren atención médica inmediata son las siguientes:. Vomito y diarrea en ninos tratamiento médico basa el diagnóstico de gastroenteritis en los síntomas del niño y en las respuestas de los padres a las preguntas sobre los agentes causantes a los que el niño ha estado expuesto. Generalmente, el diagnóstico de gastroenteritis es obvio solo Vomito y diarrea en ninos tratamiento los síntomas, pero su causa no suele serlo.

Vomito y diarrea en ninos tratamiento

A veces, otros miembros de la familia han estado recientemente enfermos con síntomas similares. En otros casos, la gastroenteritis puede provenir de aguas contaminadas o alimentos cocinados inadecuadamente, estropeados o contaminados, como puede ocurrir con los mariscos crudos o la mayonesa dejada fuera de la nevera demasiado tiempo.

Los viajes recientes, especialmente a ciertos países donde la probabilidad de la infección es mayor, y el uso reciente de antibióticos también pueden proporcionar a los médicos algunas pistas sobre la causa. Por lo general, no se Vomito y diarrea en ninos tratamiento pruebas diagnósticas, ya que la mayoría de las formas de gastroenteritis se resuelven en poco tiempo.

Se dispone de dos vacunas para prevenir la infección por rotavirus como parte del plan de vacunación infantil recomendado.

Las vacunas actuales contra el rotavirus no se asocian a la invaginación intestinal un grave problema del intestinocomo ocurría con la vacuna original. Se debe enseñar a los niños con edad suficiente a lavarse las manos y evitar alimentos almacenados de forma inadecuada y agua contaminada. Una buena recomendación general es mantener fríos los alimentos que se consumen fríos y calientes los que se consumen Vomito y diarrea en ninos tratamiento.

La comida preparada para su consumo se debe ingerir en el intervalo de una hora. La lactancia materna es otra manera simple y eficaz de ayudar Vomito y diarrea en ninos tratamiento prevenir la gastroenteritis en los lactantes.

Los cuidadores de lactantes alimentados con biberón deben lavarse bien las manos con agua y jabón antes de prepararlos. Los cuidadores también deben lavarse a fondo las manos después de cambiar pañales.

Los niños con diarrea no deberían asistir a la guardería hasta la desaparición de los síntomas. Los niños infectados con Here o E. Los padres contribuyen Vomito y diarrea en ninos tratamiento evitar la deshidratación animando a su hijo a beber líquidos aunque sea en cantidades pequeñas pero frecuentes. Los padres Vomito y diarrea en ninos tratamiento enseñar a sus hijos a evitar tragar agua cuando nadan.

Vómitos y diarrea

Cerca de 2 millones de niños mueren cada año de diarrea causada por una gastroenteritis. Cuando un niño tiene gastroenteritis, los padres deben supervisar el estado de hidratación de su hijo.

Hay que animar a los niños a beber líquidos, aunque sea Vomito y diarrea en ninos tratamiento cantidades pequeñas y frecuentes. No deben administrarse a los lactantes y niños pequeños zumos, refrescos, bebidas carbonatadas, tés, bebidas deportivas y bebidas que contengan cafeína. El agua corriente no es ideal para tratar la deshidratación en niños de cualquier edad, ya que no contiene sales.

En el niño con vómitos deben administrarse frecuentemente pequeñas cantidades de líquido para contribuir a evitar la deshidratación. Los padres deben ofrecer al niño unos sorbos de líquido. Estas cantidades mayores se le dan con menor frecuencia, aproximadamente cada hora.

Si el vómito y la diarrea del niño disminuyen, los padres pueden intentar alimentarle con una dieta normal al día siguiente. Pero, a diferencia de los niños con vómitos, se les puede administrar una mayor cantidad de líquido de una vez y se Vomito y diarrea en ninos tratamiento alimenta con una dieta normal. La gastroenteritis grave Vomito y diarrea en ninos tratamiento la capacidad del niño para la absorción de la lactosa, resultando incluso en una intensificación de la diarrea.

Click to see more la deshidratación es grave, el médico puede administrar al niño líquidos por vía intravenosa IV. Los medicamentos antidiarreicos como la loperamida no se suelen recomendar para los niños a menos Vomito y diarrea en ninos tratamiento sean recetados por un médico porque existen pocas pruebas de que sean beneficiosos y, en cambio, pueden causar complicaciones. A los Vomito y diarrea en ninos tratamiento con vómitos graves se les pueden administrar ciertos medicamentos que alivian el vómito como ondansetrón por vía oral o intravenosa.

Los antibióticos no son eficaces cuando la causa de la gastroenteritis es una infección vírica. Los probióticos son microorganismos como las bacterias que se encuentran de forma natural en el cuerpo humano y que estimulan el crecimiento de las llamadas "bacterias buenas".

Los probióticos también se encuentran en los alimentos y se pueden tomar como complementos. El consumo de probióticos, como el Lactobacillus presente de forma habitual en el yogurpuede reducir ligeramente la duración de la diarrea Vomito y diarrea en ninos tratamiento en 1 día si se empiezan a tomar poco después del inicio de la enfermedad.

Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode. Compruébelo aquí. Temas médicos. Temas médicos frecuentes. Emergencias Paro cardíaco Atragantamiento. Noticias y comentarios. Temas y capítulos de salud. Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana VIH en niños. Agregar a cualquier plataforma. Gastroenteritis en niños Por William J.

Cochran, MD. Hacer clic aquí para la versión para profesionales. Cerca de 2 millones de niños mueren cada año de diarrea causada La mayoría de las gastroenteritis tienen su origen en.

Gastroenteritis en niños

Toxinas químicas. Tocar o comer Vomito y diarrea en ninos tratamiento contaminados, especialmente carnes o huevos crudos o poco cocidos. Los síntomas de la gastroenteritis suelen ser una combinación de. Los virus provocan diarrea acuosa. Las heces casi nunca contienen mucosidad o sangre. Es probable que las bacterias causen fiebre, y pueden causar diarrea con sangre.